Sueños de libertad e independencia unió sus corazones|Un 16 de junio Manuela Sáenz y Simón Bolívar se conocieron

Un día como hoy, el 16 de junio de 1822, en medio de cohetes, fuegos artificiales y repiques de campanas, el Libertador Simón Bolívar conoció en Quito (Ecuador) a Manuela Sáenz, el gran amor de su vida y su más fiel defensora.

Ese día, Bolívar entró a Quito entre aclamaciones, recién liberada la ciudad del dominio español. Antonio José Sucre, el héroe de la batalla de Pichincha (Ecuador), le precedía.

El pueblo aclamaba a sus libertadores en una gran fiesta. Desde los balcones les eran lanzadas flores por bellas y jóvenes mujeres del pueblo. Entre ellas se encontraba Manuelita Sáenz, con 24 años de edad para el momento y quien se enamoraría de Bolívar el mismo día, en el baile del municipio.

Manuelita seria el gran amor de Bolívar hasta 1830. Es bien conocida su heroica actuación cuando, la noche del 25 de septiembre de 1828, un grupo de partidarios de Francisco de Paula Santander intentó asesinar al Libertador en el palacio de Gobierno en Bogotá (Colombia).

Manuelita, espada en mano, contuvo a los asesinos y dio tiempo a Bolívar a escapar por un balcón. Se mantuvo leal a la memoria del Libertador hasta morir.

T/RNV

5 comentarios

Haz clic aquí para hacer un comentario