Se llama “Pazíficos y la mutante” y es de Javier Guédez|Un audiolibro vio la luz con el respaldo del Idena

Foto/María Isabel Batista

La narración, los efectos especiales sonoros y la música se unieron en el audiolibro “Pazíficos y la mutante” que el escritor Javier Guédez presentó ayer en la octava Feria Internacional del Libro de Venezuela.

“La idea es reivindicar la palabra hablada”, explicó el autor al referirse a este trabajo de más de 60 minutos de duración en el que se escuchan historias como “El bigote rosa”, “La eternidad de Paula” y “Moscatell”.

Este producto contó con el apoyo financiero del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos del Niño, Niña y Adolescentes (Idena), adscrito al despacho de las Comunas y Protección Social.

“Es una fiesta llena de cuentos atractivos, extraños y sin enemigos”, describió el autor. Los cuentos son narrados por un grupo de niñas y niños de la Escuela para la Vida “Samuel Robinson” y la Unidad de Protección Integral del Idena en el estado Mérida, con la ayuda de la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad de Los Andes. “Se trabajó en la caracterización de la voz”, detalló el entrevistado.

Este producto editorial es “un canal directo al encuentro con uno mismo”. Recalcó que pretenden generar otras herramientas de trabajo con la infancia en situaciones difíciles. “El disco toca el corazón de la gente”, acotó.

NACE UNA IDEA

Guédez recordó que el nacimiento de este audiolibro se vinculó con el embarazo de su primera hija, Liana, a quien sus padres quisieron estimular con la lectura de cuentos desde el primer momento de su concepción. “Hacer el disco fue un arte familiar, todo partió de allí” reconoció el autor, quien relató la experiencia casera de grabación de los cuentos.

La ficha técnica del audiolibro contempla en la producción a Eddiguer Guerrero y Belimar Román; en la mezcla y diseño de sonido, a Lino Ocanto, con la asesoría de los ingenieros en sonido Jorge Espinoza y Leonardo Rodríguez. La música es de Sebastián New, Franklin Quintero, Kevin Macleod, Germán Virgüez y Eduardo (Prabú) Santana.

“Es una muestra de neohippismo de la era digital”, reconoció el autor. La experiencia indica que niñas y niños “logran conectarse”. Incluso, un niño con discapacidad visual de la escuela andina “Luis Zambrano” trabaja en la traducción del texto en lenguaje Braille. “La idea es el rescate de la oralidad”, acotó.

Las personas interesadas en conocer más de este audiolibro pueden contactar a Javier Guédez a través del correo-e: mandriliana@yahoo.com.ve

Texto/Heberto Hernández
Foto/María Isabel Batista