Un enorme “monstruo” de grasa obstruye las cloacas del este de Londres

Londres está inmerso en una lucha contra una masa gigante, tan larga como once autobuses londinenses, que está obstruyendo las cloacas de la calle Whitechapel, zona victoriana situada al este de la ciudad. Los ingenieros iniciaron esta semana las labores de limpieza de la fatberg, como se conocen en Reino Unido las bolas de escombros que bloquean el paso de aguas residuales. La tarea se extenderán al menos durante tres semanas.

El desagradable bloque, el más grande jamás registrado en la metrópoli, está compuesto de toallitas húmedas, compresas, pañales, grasa y aceite, mide 250 metros de largo, una longitud equivalente a dos estadios de Wembley (Futbol), y pesa 130 toneladas.

No en vano, el jefe de Thames Water, la empresa que se encarga del mantenimiento del alcantarillado londinense, Matt Rimmer, calificó el tapón de “monstruo total” e informó que la compañía necesitará emplear gran parte de sus recursos para hacerle frente. Ocho trabajadores están utilizando mangueras de chorro de alta potencia para romper la bola antes de succionarla con tanques con el fin de enviarla a su total eliminación en una central de reciclaje.“Básicamente es como tratar de romper el hormigón”, explicó.

Parte de la bola de grasa después de ser succionada por los ingenieros británicos
Parte de la bola de grasa después de ser succionada por los ingenieros británicos (AP)
Una foto de archivo muestra cómo un ingeniero de la empresa Thames Water trabaja en la eliminación de una masa de grasa
Una foto de archivo muestra cómo un ingeniero de la empresa Thames Water trabaja en la eliminación de una masa de grasa (AFP)

Tales son las históricas dimensiones del “monstruo”, cuyo tamaño supero diez veces el de la famosa masa que bloqueó las cloacas de Kingston upon Thames en 2013, que el Museo de Londres solicitó una muestra.

La directora del museo, Sharon Ament, explicó que incluir el fatberg en su colección “plantearía preguntas sobre cómo vivimos hoy y también inspiraría a nuestros visitantes a considerar soluciones a los problemas de las metrópolis en crecimiento”. El museo espera obtener una sección transversal de la masa, sin haber decidido todavía cómo la mostrará.

F/lavanguardia.com
F/Reuters