La obra fue presentada ayer en el CineCelarg3|Con un falso retrato audiovisual Jacobo Penzo le rinde un tributo al poeta Luis Alberto Crespo

En la Sala CineCelarg3 del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), se presentó ayer el documental Falso retrato de Luis Alberto Crespo, un homenaje audiovisual al reconocido poeta larense realizado por su amigo y paisano, Jacobo Penzo.

En conversación con el Correo del Orinoco, el realizador contó que la idea del documental surgió hace hace algunos años, gracias a su afinidad con Luis Alberto Crespo y con sus poemas, donde siempre esta presente el paisaje de Carora.

“Como él, yo soy de Carora y desde que leí su primer libro, Si el verano es dilatado, hubo algo en su poesía que me tocó. El libro se publicó en 1968 y unos 8 o 10 años después nos conocimos y nos hicimos amigos. Desde entonces pensé en la posibilidad de hacer un documental sobre él y sobre su obra”, relató Penzo.

La obra audiovisual realizada de manera independiente se grabó justamente en la zona semidesértica de Carora, que marcó la obra y la vida de Crespo desde sus primeros años de vida. Inclusive, con la participación de su hijo, la película intenta recrear la infancia del escritor.

El documental también cuenta con la presencia de un elemento fundamental de la venezolanidad: el cuatro, con temas preparados y otros improvisados interpretados por Maurice Reyna, hijo del maestro Fredy Reyna.

“Es un documental hecho con mucho cariño y mucho afecto como el que le tengo a Luis Alberto y a su obra, creo que ahí esta reflejada un poco la visión y la cercanía que tengo hacia él y su poesía”, apuntó el cineasta.

-¿Por qué un falso retrato?

-Porque todos los retratos son falsos, ninguno logra trasmitir lo que es una persona en su totalidad, siempre hay un misterio, una parte que no se muestra, bien porque no se ve o porque el sujeto no la quiere mostrar. Creo que hay una zona personal que todo el mundo mantiene oculta, no por afán de mentir, sino porque es demasiado íntima. Por eso el retrato nunca será fiel, siempre falta una parte.

-¿Y qué muestra este retrato?

-Muestra su obsesión por ese paisaje que él lleva con él a donde va. También se ve el mundo de Carora que es bien particular. Esa es una ciudad situada en medio de una soledad, un desierto donde el viento siempre esta soplando. A mi a veces me recordaba al mundo de Comala de Rulfo. Y está presente la locura. Dicen que de Carora no se iba nadie ni llegaba nadie, entonces se casaban entre ellos mismos y se dice que de ahí vienen algunas situaciones psicológicas que se han dado en el lugar y Luis Alberto Crespo habla mucho de esto en el documental. La locura esta muy cercana a los caroreños y por eso ha dado tantos artistas. Hay que estar un poco loco para ser artista.

-Como artista ¿Cuál fue su intencionalidad con este documental?

-Para mi es básicamente una especie de homenaje a un amigo por el que siento una gran cercanía y al que le tengo un gran afecto. Es algo muy personal, no hay grades mensajes sobre la poesía en sentido genérico. Es un documental dedicado a él, a su obra y a nuestra cercanía. Y como sé que él es cercano a muchas otras personas, por eso el contenido le debe llegar a otras personas que lo aprecian a él y a su poesía.

-Luego de esta presentación ¿Qué va a pasar con el documental, va a estar en las salas?

-Lo que pase no lo podría decir ahorita. Me parece que le veo un camino en la televisión, tal ves lo proponga en TVES. Llevarlo a las salas comerciales es algo costoso y no es un producto demasiados pensado en ese sentido. Seguramente lo postularemos en festivales, creo que en esos ambientes puede causar un gran impacto. Yo estoy bastante complacido en relación al resultado del documental, creo que es un homenaje muy merecido a Luis Alberto Crespo, a su obra y lo que le ha aportado al país.

Texto/Luis Jesús González Cova
Foto/Avelino Rodrigues