Expresó Roy Chaderton|Un Orinoco desbordado despide al líder bolivariano en la Academia Militar

Foto/Captura VTV

Como un Orinoco desbordado calificó el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, a los venezolanos y venezolanas que acuden a los espacios de la Academia Militar, donde reposan los restos mortales del presidente Hugo Chávez en capilla ardiente.

“Es un Orinoco desbordado lo que estamos viendo en Caracas que dan un mensaje claro para los incrédulos”, destacó el diplomático durante su participación en el programa Dossier que transmite Venezolana de Televisión.

En ese sentido, hizo referencia al refrán popular: “ Los que tengan ojos que vean y los que tengan oídos que oigan, porque el ruido del pueblo es música para los demócratas y los revolucionarios”, señaló.

Durante tres días ciento de miles de personas han acudido a Fuerte Tiuna y sus adyacencias para despedir al Primer Mandatario venezolano quien falleció el pasado martes 5 de marzo en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo.

Chaderton indicó que el Paseo Los Próceres, lugar donde las y los venezolanos esperan turno para rendir tributo al líder revolucionario, fue rescatado en la gestión del comandante Chávez para el “disfrute espiritual, visual y físico” de las personas que acuden a observar los desfiles, hacer deportes o simplemente pasear.

“No he visto nada parecido, es un diseño espectacular con una visión de futuro, realizado por el arquitecto Luis Malaussena”, informó.

El paseo de los Próceres fue inaugurado en 1956 por el presidente Marcos Pérez Jiménez,

bajo el «Sistema de la Nacionalidad» con un eje vial que inicia en la plaza de las tres gracias, al lado de la Universidad Central de Venezuela, sigue hacia el monumento a «Los Símbolos» y termina en el monumento a «Los Próceres».

“Durante la democracia representativa nos dio por castigar las obras de la dictadura, por ello los Próceres estaba completamente deteriorado, abandonado, maltratado”, puntualizó Chaderton.

Texto/Lizgreis Gómez

Por qué le dicen a Perez Jimenez , «Presidente», alabando, además, algunas de sus «obras», cuasi justificando su atroz represión… Todo responde a la visión burguesa, que tuvo en esa dictadura el modelo perfecto del «gendarme necesario» … No más miremos en la hemeroteca los famoso carnavales y las fiestas amenizadas por Billos… ¡¡Claro!!, El paseo los Proceres, en Caracas, pero… ¿en el» interior» de Venezuela qué? o es que ¿Venezuela es Caracas? Recordemos el desastre de El Tocuyo. ¿Hasta cuándo seguiremos haciéndole comparsa a la burguesía defendiendo a ese dictadorzuelo, basura parida por el Gomecismo. Pedro Estrada fue entrenado por el imperio , ¿seria para repartir caramelitos en los carnavales burgueses?. UNA VIDA; UN HIJO; UN PADRE; UN HERMANO, DE LOS CIENTOS DESAPARECIDOS POR LA DICTADURA, UNO SOLO DE ELLOS NO SE COMPENSA NI CON 100 PASEOS LOS PRÓCERES. Ponderar al dictadorzuelo por tal o cual obra material, es una contradicción horrible en un humanista y socialista.—