La artista Natalya Critchley inauguró una exposición en el MAC|Una muestra de creación colaborativa representa a la parroquia San Agustín

La exposición que se inauguró el domingo en la sala 2 del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas

Oficina de Turismo. San Agustín del Sur no es una exposición tradicional de arte. En ella no se exhiben piezas para admirar, producto de un proceso de introspección y búsqueda solitaria de un artista que se encierra en sí mismo para generar el hecho artístico. Al contrario, la exposición que se inauguró el domingo en la sala 2 del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas (MAC) es un homenaje a la creación colaborativa y un proyecto que potencia las relaciones entre el museo y la comunidad.

Natalya Critchley es la artista plástica cuya propuesta logra todo lo anteriormente descrito. En el año 2009, comenzó a trabajar con la comunidad de San Agustín y estableció una relación de trabajo que ha desembocado en varios proyectos artísticos. La exposición está formada por dibujos de la artista, videos y mapas interactivos del espacio urbano implicado; estos últimos realizados colectivamente con estudiantes del colegio Don Pedro.

Trabajar con los estudiantes de este colegio, ubicado en la parroquia, fue una oportunidad para mantener las relaciones que Critchley había establecido con la comunidad desde hace algunos años.

“Es una exposición colectiva aunque lleve mi nombre; las piezas que estamos exhibiendo y las que se irán sumando son mapas de la ciudad, que la entienden no solo como espacio geográfico sino también como espacio emocional”, expresó la artista.

Critchley agregó que recibió colaboración de un grupo de estudiantes de Unearte. “Hicimos un recorrido desde el barrio, luego hicimos dibujos en el espacio público. Luego ese trabajo lo transferimos al mapa, hicimos un trabajo de expresión corporal para el registro de los videos. Así logramos una muestra interactiva, procesual”, señaló.

Edgar González, director de la Fundación Museos Nacionales, destacó la concepción del museo como un espacio para la transformación, “un espacio abierto, incluyente y participativo. El proyecto de Natalya también nació aquí porque en el museo se desarrollaron parte de los talleres que dieron lugar muestra. Igualmente se continuarán desarrollando programas de aprendizaje significativo, actividades enfocadas en la experiencia sensible que se genera en el museo”, manifestó.

La artista también acotó que en el proyecto se manejó la categoría de arte ecológico, no solo en relación con el ambiente sino también dándole importancia a la ecología humana, que enciende el foco sobre las relaciones sociales de los individuos con su entorno.

ANTECEDENTES

Critchley comenzó a trabajar con esta comunidad mediante el proyecto de construcción del actual Metro Cable, llevado a cabo por la empresa Odebrecht, con el intereses de continuar su abordaje sobre paisajes industriales y construcciones en proceso.

Sin embargo, estando allí se interesó por trabajar con la comunidad. Para ello estableció conexiones con líderes de la parroquia y el grupo de apoyo San Agustín del Sur, que la insertaron en la comunidad, donde comenzó hacer dibujos de los paisajes in situ.

Luego de comenzar a desarrollar el proyecto expositivo que presentó sobre esa fase de trabajo en abril de este año, en La Caja del Centro Cultural Chacao, a través de lienzos de gran formato que representaban el espacio geográfico de San Agustín del Sur, Critchley se incorporó en los planteamientos de la comunidad enfocados en materializar una ruta turística.

“Tenían la idea de desarrollar un ruta turística y tiene sentido porque San Agustín es una colina en el valle de Caracas con unas vistas increíbles de la ciudad que pocos conocemos. Organizamos reuniones semanales para pensar y aportar cosas para el proyecto de la ruta turística”, contó.

En este sentido, la comunidad junto a la artista propusieron la recuperación de varios espacios como un parque infantil en una de las escuelas intervenidas, y el proyecto de restauración de una plaza que fue derrumbada en la construcción del Metro Cable.

A pesar de que el grupo de apoyo que la insertó en la parroquia se disolvió, la artista mantuvo relaciones con la comunidad, y a partir de un trabajo continuo con algunas escuelas, nació Oficina de Turismo. San Agustín del Sur.

ARTE Y COMUNIDAD: UNA MUESTRA PROCESUAL

La muestra no pretende exhibir un producto finalizado, sino más bien, un proceso artístico que queda abierto, pues está previsto realizar durante todo el mes de octubre, actividades formativas que enriquecerán la exposición, a través de la incorporación de más trabajos artísticos a la misma. Para ello, se tiene contemplado trabajar con estudiantes de las escuelas de la misma parroquia: Juan Landaeta y Elías Rodríguez.

Este y los anteriores proyectos artísticos de Critchley, nacieron de su necesidad y constante búsqueda de unir dos mundos que para ella, estuvieron por mucho tiempo en contradicción: el espacio museístico (donde tiene cabida el arte “más formal”) y las comunidades, a través del trabajo social.

“Hemos planteado este trabajo en sala, que es una reflexión sobre el entorno. Me interesa hacer visible las conexiones que existen entre sitios que son tan cercanos, como la parroquia de San Agustín y el Museo de Arte Contemporáneo, y que a pesar de ello, están tan distanciados entre sí. Muchos de los muchachos que hicieron algunos de los mapas que están expuestos, nunca había entrado al museo”, explicó Critchley.

T/ Diana Moncada
F/ Luis Franco