Modelo neoliberal de hace dos o tres décadas provocó el desplazamiento|Venezuela ha dado cobijo 150 mil ecuatorianas y ecuatorianos

La cónsul de Ecuador en Venezuela, María de Lourdes Portaluppi, aseguró que los modelos económicos neoliberales implantados en su país durante los años 70, 80 y 90, provocaron el desplazamiento de unos 3 millones de ecuatorianas y ecuatorianos hacia otras naciones del mundo.

De esa cifra, detalló la representante consular al Correo del Orinoco, un estimado de 150 mil personas se radicaron  en Venezuela. Dijo que “el modelo neoliberal capitalista que se aplicaba en Ecuador los hizo salir en condiciones tristes y de exclusión total”.

Admitió la cónsul que la migración generada a lo largo de las últimas tres o cuatro décadas que se había estado radicando en Venezuela “se fue distanciando de ese Ecuador que para aquel momento los expulsó”.

No obstante,  celebró que hoy en día, esta comunidad, cuya mayoría se ha entrelazado con venezolanas y venezolanos logrando alcanzar una situación de estabilidad, sabe que su país ha cambiado gracias a la “Revolución Ciudadana” que ha impulsado el presidente Rafael Correa.

“Estas personas que huyeron de su país por culpa de los Gobiernos que no respondían a sus necesidades”, como pueblo que son, “hoy constituyen el centro de la política pública, la cual se construye a partir del diálogo con el ciudadano”, contrastó.

En su opinión, cuando las ciudadanas y los ciudadanos son parte de la construcción de un nuevo modelo político como el que se levanta en Ecuador, indudablemente fortalecen el proceso de recomposición y adquieren sentido de pertenencia.

“Yo creo que Ecuador ya no retrocede. Rafael Correa nos devolvió la dignidad, nos devolvió el amor propio, nos devolvió la confianza y además nos ha regalado un país para todos y para todas”, sentenció.

AL RESCATE DE LA ECUATORIANIDAD

“Rescatar la ecuatorianidad es fácil”, sostiene Portaluppi, “pero hay que hablarle a nuestros compatriotas del Ecuador y el trabajo del consulado en Caracas es precisamente ese, acercarles los servicios y mantenerlos informados para hacer que vuelvan a vibrar con su país, porque hoy en día ser ecuatoriano vale la pena”.

Apuntó que en los últimos seis meses, período que lleva frente al consulado, han estado realizando en distintos lugares de Caracas una serie de jornadas sociales, denominadas consulados móviles, para interactuar con la comunidad ecuatoriana que reside en la capital venezolana.

Mediante estos consulados móviles, refiere la diplomática,  han podido visitar sectores populares como La Vega, en la parroquia homónima del municipio Libertador, “que es un sitio que concentra una gran cantidad de ecuatorianos y ecuatorianas”.

Pero la iniciativa también ha llegado a otras regiones del país como Puerto Ordaz, en el estado Bolívar, donde igualmente reside un número considerable de ecuatorianas y ecuatorianos, acotó, destacando al mismo tiempo que en los próximos meses se prevé que estas visitas amplíen su radio de acción para lograr la meta con mayor eficacia.

De acuerdo con la funcionaria ecuatoriana, también se enfocarán en cumplir con la nueva visión de la diplomacia. De esta manera, prosiguió, harán todo lo que esté a su alcance para “romper con ese engominado que tenía antes el trabajo consular y ponerlo al servicio público”.

PUERTAS ABIERTAS

Pese a la comodidad y la tranquilidad que muchas ciudadanas y ciudadanos ecuatorianos pudieran tener en Venezuela luego de establecerse y permanecer durante varios años en el país, no se descarta la posibilidad de que algunas y algunos sientan la necesidad de volver a su tierra.

Al respecto, la cónsul agradeció, en principio, el gesto de Venezuela por haberlos acogido sin ningún tipo de rechazo o discriminación: “Acá les han dado un tratamiento inmejorable y no les han hecho sentirse extraños”.

Señala que “la idea es respetar las decisiones” de estas personas, pero si estos decidieran regresar en algún momento, “el Ecuador mantiene abiertas sus puertas” para recibirlos nuevamente. Sin embargo, reconoce que para una extranjera o extranjero que llegó a Venezuela hace cuarenta años “es difícil volver del todo” a su país de origen.

Cónsul de Ecuador en Venezuela, María de Lourdes Portaluppi

A esta población, que ha denominado “quinta región” porque “ya no son migrantes, sino una población, un país que está afuera”, la diplomática le ofreció una opción de contacto y cercanía con su pueblo: “Vayan y vengan, inscriban como ecuatorianos a sus descendientes porque en cualquier momento podría ser interesante para esos jóvenes venir al Ecuador”.

Además recordó que gracias a los convenios de cooperación e intercambio establecidos entre los gobiernos de ambas naciones, “en este momento no importa donde se viva porque la política del país alcanza a todas y todos sus ciudadanos a través de los hermanos aliados”.

DEPORTE Y HERMANDAD

El sábado 27 de julio, funcionarios ecuatorianos acreditados en el país organizaron de manera conjunta con autoridades venezolanas un torneo bolivariano de fútbol, con la intención de propiciar un acercamiento entre sus compatriotas y representantes de Colombia, Bolivia, Perú y Venezuela, informó la cónsul.

“Fue un encuentro hermoso. Los ecuatorianos practican regularmente el fútbol y en esta oportunidad jugamos a la figura de selección de cinco países hermanos bolivarianos, para disputar una copa amistosa, de fraternidad, de hermandad”, detalló la alta funcionaria.

En esta actividad deportiva, resaltó Portaluppi, no se podía distinguir la nacionalidad de las y los asistentes, salvo por las banderas que hondeaban los hinchas para aupar a sus respectivos equipos, “porque todos tenían acento venezolano”.

Por su parte, Jorge Holguín, coordinador de eventos de la escuela Bolisur, afirmó que el deporte también es una herramienta de integración. En dicha organización, niñas y niños de diez años en adelante pueden iniciarse en la práctica de diversas disciplinas deportivas como fútbol sala, fútbol, beisbol y baloncesto.

De esta manera, apuntaló, la población infantil “también encuentra una manera de integrarse y a la vez desarrollarse en el deporte”, gracias a este centro que funciona en la California Sur desde el año 2006, y que hasta ahora cuenta con 120 atletas y una liga de niñas y niños de 10 equipos.

COMO EN CASA

Embajador de Ecuador en Venezuela, Leonardo Arízaga

Según el embajador de Ecuador en Venezuela, Leonardo Arízaga, sus conciudadanos que se encuentran fuera del país “llevan la patria por dentro y siempre tienen presentes a sus familias, sus paisajes, sus comidas”, pero admite que estando acá estas personas se sienten en confianza por la calidez con que han sido recibidas.

“Aunque estemos afuera, en Venezuela nos sentimos en casa, por eso tantos ecuatorianos se han venido a vivir aquí y se han quedado tanto tiempo”, expresó durante un encuentro con el presidente Rafael Correa en el Teatro Catia, al oeste de la capital, donde el mandatario compartió con sus compatriotas los logros de la Revolución Ciudadana.

Refirió Arízaga que el número de ecuatorianas y ecuatorianos en Venezuela pudiera ser superior a las cifras oficiales, y que los mismos se han establecido en casi todo el país, por lo que han decidido ampliar la cantidad de oficinas consulares, iniciando recientemente con tres nuevas sedes en Mérida, Valencia y Maracaibo. “Queremos tener presencia efectiva del Ecuador en toda Venezuela”, insistió.

AGRADECIMIENTO A CHÁVEZ

En opinión del embajador, los lazos de amistad que unieron a los presidentes Hugo Chávez y Rafael Correa, fortalecieron los vínculos entre los procesos revolucionarios surgidos en ambas naciones y además permitieron mejorar la calidad de vida de las y los ecuatorianos presentes en Venezuela.

“Toda la comunidad agradece la solidaridad del presidente Chávez. Él, por ejemplo, dio la orden para que se regularizara la situación de miles de ecuatorianos que no tenían sus papeles en orden. Gente que había esperado 10, 20, 30 años y que tenía una situación migratoria irregular, en pocas semanas arreglaron sus papeles y están aquí viviendo en paz y en tranquilidad, y aportando al desarrollo de Venezuela”, reiteró.

Ahora el presidente Nicolás Maduro da continuidad a esta política de hermandad, y precisamente en ese contexto realizó un gabinete binacional con su par ecuatoriano esta semana, para revisar la agenda y fortalecer los planes en beneficio de sus respectivos pueblos.

RELACIONES HISTÓRICAS

Esgrimió el representante diplomático que el motivo por el cual 3 millones de inmigrantes ecuatorianos optaron por venirse a Venezuela obedece a la “relación cercana e histórica” que ha habido entre los dos países.

A eso se suma el hecho de que “Venezuela ha sido siempre un país muy solidario” y eso ha motivado a que las ecuatorianas y los ecuatorianos que se establecieron aquí se sientan como en su casa.

“Para nosotros es una satisfacción que ellos sientan esa solidaridad, esa hermandad en estas tierras, y por eso vienen, se quedan, algunos regresan, porque vivimos todos en esta patria grande”, puntualizó.

EXTRANJEROS CON BENEFICIOS

Para Jorge Holguín “ha sido un orgullo estar en Venezuela”, país al que considera su segunda patria. En sus palabras destacó la labor del presidente Hugo Chávez, quien “ha sido una verdadera ayuda para todas las naciones bolivarianas”.

Este ciudadano ecuatoriano, quien lleva 26 años en el país y ha visto pasar varios gobiernos, indicó que antes de la llegada de Chávez al poder “la mayoría de los inmigrantes estaban invisibilizados”, mientras que en la actualidad, gracias a la política revolucionaria, “los extranjeros que han formado familia aquí tienen muchos beneficios”.

Destacó, además, que los acuerdos bilaterales logrados entre Venezuela y Ecuador, primero por las gestiones del presidente Chávez y ahora por las de Nicolás Maduro y Rafael Correa, fortalecen aún más esa integración, “permitiéndoles un futuro mejor” a los hijos e hijas de la comunidad inmigrante.

POLÍTICA NOVEDOSA

Holguín, quien también es subdirector del partido Alianza País en Venezuela, aseveró que para el pueblo ecuatoriano la política es algo nuevo, “porque anteriormente ningún gobierno nos había dado la oportunidad tanto en Venezuela como en mi patria, de poder participar y ser voceros de un lineamiento”.

Partiendo del nuevo paradigma político que se implementa en ambas naciones, dijo que han podido aprovechar la estructura asambleísta que propició el presidente Correa para integrar a las y los compatriotas que están fuera de su país, “con lo que también se garantiza la Revolución Ciudadana en Venezuela”.

Asimismo, enfatizó que las ecuatorianas y ecuatorianos residenciados en Venezuela manifiestan abiertamente su posición política, pero lo hacen de manera “prudente y democrática”, porque a su juicio, “eso es lo que permite la participación, la democracia y el socialismo”.

T/ Héctor Escalante
F/ Héctor Lozano

1 comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario
  • busco a mi padre soy de posorja guayaquil ECUADOR me llamo CRISTIAN BOLIVAR SALAZAR RAMIREZ
    mi padre se llama CARLOS BOLIVAR SALAZAR RODRIGUES vive en alguna parte del bello pais VENEZUELA tengo 35 años mi padre se fue de mi pais cuando yo tenia 3 meces de nacido favor si alguien sabe de su paradero dar aviso a la embajada de ECUADOR en VENESUELA gracias por la atencion prestada DIOS quiera y lo encuentre