Venezuela participó en reunión de la ONU que abordó situación de los refugiados en el mundo

El presidente de la Comisión Nacional para Refugiados (Conare), Rubén Darío Molina, en nombre del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, condenó este martes la mercantilización y comercialización de las personas en situación de refugiados, además de la politización y el mal uso del término por parte de algunas instancias internacionales.

“Fijamos posición sobre la manera como se ha venido mercantilizando, como se ha venido convirtiendo en un comercio (…) incluso lo que ha sido la manipulación por parte de la Acnur, de ese mecanismo donde viola los convenios internacionales que hemos suscrito los Estados en materia de refugiados”, fustigó el presidente Molina.

Durante la 72° Sesión del Comité Ejecutivo del Programa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en la que participó de manera telemática, denunció la utilización de algunos migrantes venezolanos con fines políticos y comerciales, por parte de países y organizaciones.

Recordó que Venezuela conmemoró recientemente los 20 años de la aprobación de la Ley Orgánica de Refugiados y Refugiadas, además de la celebración de los 18 años de la creación de Conare.

En este sentido, destacó el acervo histórico de la presencia de refugiados en la nación suramericana. “Recibimos con los brazos abiertos a miles y miles de refugiados de Europa, quienes venían huyendo de la guerra y de la hambruna”, rememoró.

Asimismo, el representante de Conare resaltó que durante los más de 70 años que tiene el conflicto colombiano, Venezuela ha recibido a millones de refugiados y migrantes, que han sido atendidos con todas las garantías.

T y F/Mppre