Expresó el vocero del Movimiento de Inquilinos, Rigel Sergent|La vivienda no es una mercancía porque está asociada a otros derechos fundamentales

La vivienda no es una mercancía  sino un logro que está asociado a  derechos fundamentales expresados en la Constitución Nacional, así lo expresó este lunes el vocero del Movimiento de Inquilinos, Rigel Sergent, entrevistado en el programa Zurda Konducta trasmitido por Venezolana de Televisión.

“Cuando hablamos de la vivienda no hablamos de cuatro paredes y un techo, estamos hablando que la vivienda está asociada con otros derechos fundamentales como el trabajo, la salud, la educación”, dijo el vocero del Movimiento de Inquilinos.

La afirmación se produce ante la amenaza que se cierne sobre los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) con la posible aprobación del proyecto de Ley de Propiedad, planteada por el diputado de Primero Justicia, Julio Borges, que según han alertado varios funcionarios del Gobierno Bolivariano es una “Ley Estafa”.

Regent aseveró que esa visión capitalista de la vivienda es la que tienen el parlamentario Julio Borges; el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, la cámara inmobiliaria, la cámara de construcción, la cámara de bienes raíces, pero que esa no es la visión del pueblo sobre el lugar donde quiere vivir.

De acuerdo al punto de vista capitalista la ley de propiedad permitiría a los adjudicatarios poder vender el inmueble con libertad, argumento que Sergent rechazó porque en su opinión quien necesita una vivienda otorgada por la GMVV no busca venderla sino vivir en ella.“La gente lo que tiene es la visión de poder establecerse en un hábitat digno como decía el comandante Chávez y poder tener una vida feliz”, aseveró.

Alertó que de acuerdo con el artículo 3 numeral 3 de la referida ley, los propietarios de los terrenos a los que el Estado compró para edificar los edificios de la GMVV pueden exigir que se les pague esos terrenos a través de la figura de “intercambio de bienes” y pedir un edificio de los construidos por el Estado. “Él puede decir: no me pagues Estado dame el edificio”, advirtió.

Sobre el instrumento legal, que fue aprobado en primera discusión en la Asamblea Nacional,  Sergent aseguró que en defensa del derecho a la vivienda los movimientos populares tienen previstas una serie de acciones como exigir que la ley sea consultada por el pueblo. “No podemos ir a una ley que retroceda en los derechos adquiridos, como es el caso de la vivienda”, agregó.

Texto/Sandra Izarra
Foto/@LaZurdaDeChavez