Ha generado cuantiosos daños a viviendas, ganadería y la tierra|Volcán Calbuco mantiene en vilo al sur de Chile

Aunque el último pulso eruptivo fue menor de lo esperado, seis mil 500 personas debieron ser evacuadas en la región de Los Lagos, en el sur de Chile, donde la vida se mantiene en vilo.

El Calbuco, ubicado a unos mil kilómetros de esta capital, lanzó 210 millones metros cúbicos de cenizas de material piroclástico, con cuantiosos daños a viviendas, ganadería y la tierra.

Según el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), en su último parte, sigue la alerta roja vigente y medidas especiales de seguridad en un perímetro de 20 kilómetros en la zona más próxima al macizo.

Activo y en fase de “excitación sostenida”, con lo cual eventuales erupciones aparecen en el horizonte cercano, de acuerdo con el Sernageomin.

Más de dos mil 800 animales han sido evacuados por parte del Ministerio de Agricultura, una labor que continuará mientras lo permitan las condiciones atmosféricas.

La víspera, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Peñailillo, llegó a la localidad de Cochamó, ubicada al sur del Calbuco, para evaluar los efectos de la pluma de cenizas que cayó tras la tercera erupción.

Eso va a impactar la ganadería, la agricultura y el agua potable, comentó Peñailillo.

El Sernageomin advirtió que el volcán puede extender por varios meses su actividad y pasar de la fase explosiva que comenzó el 22 de abril, a la efusiva (de lavas moderadas).

El volcán, de dos mil 15 metros de altitud, entró el jueves en erupción por tercera vez desde la semana pasada y lanzó una columna de humo y cenizas de tres kilómetros de altura que se desplazó hacia el sureste.

T/Prensa Latina