Gobernación de Carabobo reorganiza el vertedero de basura |Zona crítica de La Guásima fue saneada en 100%

Desde que la gobernación bolivariana de Carabobo tomó control del vertedero de basura La Guásima del municipio Libertador, la zona  crítica de este espacio -que comprende 10 hectáreas de un total de 57- ha sido saneada en un 100%, aseguró este miércoles el secretario de Gobierno del Ejecutivo regional,  Miguel Flores.

Durante un recorrido con las periodistas y los periodistas de la entidad, Flores  recordó que  el primero de enero  la gobernación comenzó  a recibir denuncias sobre incendios en el vertedero. Entonces se decidió intervenirlo el 13 de enero. “De ahí en adelante cambió impresionantemente. Se colocaron más de 10 toneladas de material, entre arena y otros, para acabar con el incendio”, relató.

Flores explicó que se creó una empresa estatal que se encargará de gestionar el vertedero. A su juicio, uno de los problemas encontrados aquí estribaba en la mala administración de la empresa privada al frente de las operaciones. “Esa empresa, de paso,  obtenía ganancias que eran llevadas para otros estados”, apuntó.

“Cuando esto era manejado por la empresa privada no existía ningún tipo de vigilancia, había una anarquía, era un desorden en la disposición final. Se ligaban los materiales de desechos del hogar con los industriales, lo cual generaba quemas en el sector, causando daños terribles a toda la población de las adyacencias”, contó.

Flores relató que se veían niños con problemas de alergias, “por tato humo, tanta quema”.  Sufrían  afectaciones en la garganta y problemas asmáticos. Gracias al apoyo de la Guardia Nacional Bolivariana, se alejó de aquí a “los delincuentes (mafias) que traficaban con la basura”.

Aseveró que el primordial logro ha sido el recobro de la salud de los 150 mil habitantes de los alrededores. Precisó que en las primeras 24 horas de acción de la gobernación se apagaron los incendios, y desde entonces no se han presentado más. Se ha reorganizado la selección de los desechos.

La Guásima recibe  alrededor de 2100 toneladas diarias de desechos, provenientes de cinco municipios (Valencia -con el 67% del total-, Naguanagua, Libertador, Los Guayos y San Diego), mediante 370 camiones.

Flores sostuvo que se han bajado los tiempos de tránsito interno de los camiones. Lo cual eleva  efectividad en la recolecta de basura en las ciudades. “Antes se hacían unas largas colas para entrar, ahora es muy rápido el proceso de descarga”.

“Aquí garantizamos que la disposición final de los desechos sea rápida.  Pero los alcaldes deben garantizar la óptima recolección en las calles. Debemos ver esto como un sistema integrado y no como pequeñas responsabilidades”, especificó Flores.

En el perímetro laboran directamente 33 personas, en tanto que 1500 lo hacen de manera indirecta. Flores calculó, según datos de las evaluaciones técnicas, que el vertedero puede alcanzar una vida útil de 10 años.

Sin embargo, acotó que lo planificado apunta a dejar el espacio solo para atender el municipio Libertador, en la medida en que cada ayuntamiento habilite su propio relleno sanitario. Cabe destacar que en La Guásima  se selecciona un 10% de materiales reciclables.

PROYECTOS EN MARCHA

Para la creación de pozos y espacios vegetales, entre otras obras, aseveró Flores, el Consejo Federal de Gobierno aprobó 5 millones de bolívares. El dinero que pagaban estas alcaldías a la empresa  privada, “ahora lo cancelarán al mismo Estado,  a objeto de que esos recursos sean invertidos en las mismas comunidades”.

Flores subrayó que Francisco Ameliach ha visitado el vertedero unas tres veces, mientras, comparó, “Salas Feo nunca lo hizo”. Ese gobierno “dejó en el olvido esta zona. Parte de ese desinterés generó la anarquía no solo aquí, sino en todo el estado a lo largo de los 20 años de la administración de la familia Salas”.

Texto y Foto/ Luis Tovías Baciao
Valencia