La facultad expresó su “profundo dolor y enojo” |Suspenden a nueve estudiantes de medicina por hacer fiesta con un cadáver en Uruguay

La estatal Facultad de Medicina de Uruguay suspendió este jueves a nueve estudiantes por haber realizado una fiesta y beber alcohol en el Hospital de Clínicas y utilizar el cuerpo de un hombre, fallecido horas antes.

Los estudiantes estaban en el último tramo de la carrera y se titularían a mediados de este año, pero la suspensión de la condición de estudiantes, aplazará la graduación al menos un año.

También se inició un sumario a los dos jefes de la guardia, que están a cargo de los internos, por no haberles prohibido que bebieran alcohol en la fiesta.

El responsable de manipular el cadáver y trasladarlo hasta la sala del hospital donde se realizaba el festejo recibirá una sanción mayor que se definirá cuando culmine la investigación del caso, que puede llevar varios meses, de acuerdo a fuentes médicas citadas por la prensa de Montevideo.

Los festejos fueron el 30 de abril, pero recién se conocieron estos días, una vez que apareció la denuncia en un medio de prensa local.

El brindis derivó en el consumo de alcohol y actitudes reñidas con la ética médica, indicaron las mismas fuentes médicas.

El decano de la Facultad, Fernando Tomasina, publicó una carta en la página web de la institución, en la que manifestó su “profundo dolor y enojo” por sucedido y planteó la necesidad de formar a los médicos en valores humanos.

La Asociación de Estudiantes de Medicina (AEM), el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC), expresaron también su repudio a lo sucedido.

Fuente/DPA
Foto/Archivo

2 comentarios

Haz clic aquí para hacer un comentario

  • Oh! lástima. Este caso da pié a comentar sobre la extra limitación dentro del campo de las relaciones interpersonales que se aprecian dentro del gremio médico. El clima organizacional de muchos de nuestros ambientes educativos y centros de salud se observan comentarios verbales y gestuales entre médicos, médicos-enfermeras y médicos-pacientes que rayan a la burla, al chiste de mal gusto y a la prepotencia por el sólo hecho de estar estudiando una carrera de alta categoría para la sensibilidad humana. No estamos encontrar de las gratas relaciones personales, llenas de calidez, dulzura, respeto y aún más, de protección y cuido hacia los enfermos. Pero a veces, se ha visto que rayan a lo ofensivo y desconsideración dentro de las instituciones y/o clínicas hospitalarias.